jueves, 16 de agosto de 2012

El travesti que llevo dentro


Yo sé que soy mujer, ustedes lo saben, mi familia lo sabe, pero el mundo… a veces no lo sabe. No lo culpo.

¡Mocoso!
La primera vez que recuerdo haber sido confundida con un niño, fue también la primera vez que me aventuraba a comprar sola a la tienda y la primera vez que casi me atropella un carro.
Estaba en la casa de mi abuelita Caro, muy cerca del centro. Recuerdo que mis primos y yo queríamos algo (no recuerdo qué) y yo, por ser la mayor, decidí salir al mundo sola (y sin permiso de nadie).
Obviamente mis padres y mis maestros me habían enseñado que debía voltear a ambos lados antes de cruzar la calle pero ¿lo hice? ¡Por supuesto que no! Porque voltear a ambos lados es para niñas, y claramente yo no lo era.



Mira que bonitos.
Mi primaria quedaba 1 calle arriba de la casa de mi abuelita Melita, la cual estaba enfrente de la parada de los autobuses.
Tenía una amiga en la primaria, que venia de otro pueblo y por ende tomaba el autobús para irse a su casa y normalmente caminábamos juntas porque íbamos para el mismo lado, pero entonces un día…



En esos tiempos no me causaba ninguna gracia que me confundieran con un niño, me causó menos gracia que pensaran que fuera “novio” de esa niña… Ni que hubiéramos ido de la mano (costumbre común entre niñas de primaria que yo siempre odie). 

Sin embargo, probablemente pasé toda mi secundaria y prepa sin que me confundieran por un hombre, porque casi siempre tuve el cabello de un largo suficientemente femenino… eso no evitaba que me dijeran machorra.

El regreso del mocoso

Cuando salí de la prepa era el momento perfecto para hacer algo que había querido hacer por mucho tiempo: Cortarme el pelo.
Ya saben, ciudad nueva, comenzar de cero, ameritaba cortarme el cabello lo más corto que podía (Definitivamente no era lo más corto posible, lo he tenido más corto que esa vez).
Un día fui al cine con dos amigos, y al salir del cine fuimos interceptados por algunas chicas vendiendo unos portalápices horrendos.



Desgraciadamente para mi, mucha gente pensaba que era un muchacho emo, no tenía la vestimenta emo, pero si el cabello… aunque dejé de peinarme así por miedo a que un día me agarraran a madrasos, era la época en que pasaban en las noticias como las otras tribus urbanas linchaban a los emos.

Blasfemia en la iglesia

Una de mis mejores anécdotas pasó en una iglesia, seguía siendo mi primer semestre en la uni y supongo que aún no tenía amistades fijas, porque andaba en el centro yo sola, aunque no soy católica y si soy poblana, sólo recordaba haber entrado en la catedral una vez en mi vida cuando era pequeña y mientras vagaba ese día por la ciudad sin rumbo decidí entrar a checarla de nuevo (La verdad es que es muy bonita).

Llevaba puestos unos pantalones holgados y rotos, mi cabello aún medio emo y una playera sin mangas con la que considero se nota perfectamente que tengo boobs… Pero bueno, lo entiendo, hoy en día tener boobs no implica que seas mujer. Dejen que les explique: 
Paseaba por la catedral cuando vi a una monjita, caminando con una señora, en dirección a la puerta cuando nuestras miradas se cruzaron; me miro… con una mezcla de horror, indignación y algo más.


No dejo de acecharme hasta que salí de la iglesia, y les juro que más de una vez voltee para encontrarme con ella mirándome de manera extraña…
No puedo asegurar que me viera así por creer que traía boobs postizas, pero el hecho de que me viera la cara y las boobs constantemente me dejó esa impresión.

En fin…






14 comentarios:

Raúl Axel Mayorga Molina dijo...

me gustó la narración! aparte tus dibujos hacen más amena la lectura :3

El Jelipe dijo...

Que cotorra tu vida amigo xd

Railer Pendragon dijo...

Me encanta, en tu defensa diré que eres un chico muy guapo... Y ya de cuerpo completo si se notan tus bubis en fin son detalles de la vida yo hasta los 6 años podía pasar por una linda niña, de hecho más pequeño una vez me pintaron y todo en un centro comercial XD

Pablo Cabañas dijo...

Qué cosas cuando uno tiene experiencias así, jijijijij...

Y creo yo que alguna vez hemos pasado por cosas similares, ya sea confundir o ser el confundido.

Saludos!!

Heimdall dijo...

xDDD la expresión del señor a lo ultimo el que dice ¿es tu hijo?...oh me tengo que ir, como bien traumatizado xDD

O: de cierta forma tu vida a sido mas interesante que la mía xD no de una forma agradable precisamente pero interesante desde mi punto de vista claro esta xDu tal vez el tuyo sea muy diferente D:, pero pues al fin y al cabo estas experiencias y como las tomas son las que te forman :)

El Gato Negro company dijo...

Raul:
Muchas gracias =D! El mejor cumplido para una escritora frustrada jajajaja

Jelipe:
Lo sé u3u

Railer:
Jajaja gracias Railer XD! Yo sé que soy un chico guapo 8D! lastima que me gusten los hombres y ellos se sientan menos varoniles a mi lado joi joi joi

Pablo:
Oh si, yo debería saber distinguir hombres de mujeres y viceversa, pero nah, yo igual confundo a la gente =P

Heimdall:
Jajaja si, se ve que quedo muy apenado y se fue XD
Oh pues quizá mi vida no sea un lecho de rosas, pero siempre hay que ver el lado positivo y pensar "oh esto es buen material para un comic"

Karlos F. dijo...

Hombre (esto dicho como una interjección, que conste =P), como siempre muy entretenido leer tus vivencias, siempre me ponen de buen humor... son un ejemplo del dicho ese de al mal tiempo poner buena cara.

Aunque debo decir que no capto porque te confunden, cuando yo te conocí, me di cuenta cabalmente de que eres fémina y con todo respeto, muy guapa. En fin, han de ser los cliches que todavía están muy arraigados en la mayoría.

Pero sí, no deja de ser una curiosa anécdota.

Saludos...

Enrique Cobos dijo...

Reddit me trajo aquí, me gusto mucho tu blog, y los dibujos estan geniales. Saludos.

Albert Ruíz dijo...

Ja ja ja ja, la primera ya me la sabía, pero el resto esta muy cajetosa.

Las monjas siempre te ven raro, no te preocupes, si cuando se me salió una broma frente a ellas me dijeron sacrílego :D

Eso es todo, hasta otra man!

El Gato Negro company dijo...

Karlos:
Pues tu sólo me has visto en eventos especiales y me visto "bien" aja pero para cosas cotidianas suelo andar con sudaderas y ni delineador me pongo xD.

Enrique:
¡Bienvenido! y muchas gracias que bueno que te guste =D

Albert:
jajaja si, esas monjitas son muy juzgonas, aunque no todas, en mi primaria me toco una que otra muy agradables =3

Karlos F. dijo...

Ah pues que suertudo he sido... jeje

Saludos again...

DERI AROB dijo...

La unica ocación que te he visto en vivo, fue aquella vez que estuvimos en el 8X8 del CCE y estabas vestida con sudadera y pantalones olgados y jamas me cruzo ni un minuto por la mente, que fueras niño...creo que es una cosa de percepción, pero lo que si detesto es, que la mayoria de la gente, incluyendo a los religiosos, sean PREJUICIOSOS.

En fin, lo que admiro muchisimo de ti es que lo tomas con buen humor y no solo eso, si no que lo compartes.

SALUDITOS :D

El Gato Negro company dijo...

Pero lo recuerdo perfectamente, y en la epoca del 8x8 tenía el cabello largo! =P

Diana Bluu dijo...

Eres virus Visual no? pero tu voz al menos es tan de niña, como podrían confundirte? D:
Bueno sabes he visto mucho que la gente se guía solo por el tamaño de cabello, recuerdo que un tiempo tuve el cabello corto y me dijeron eres chico o chica y yo le dije mírame la cara, crees que soy chico, seria algo extraño no crees mi cara es muy delicada, ah pero es que tu cabello es corto. y no se.